slider_aaron copia


  • De Madrid a sus poetas

  • Aarón García Peña

    Aarón García Peña (1978, Madrid) es  poeta, ensayista y dramaturgo.

    Es presidente de la Agrupación de Retórica y Elocuencia del Ateneo de Madrid, director del departamento de comunicación y página web de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, profesor de la Escuela de Escritores de Madrid, presidente del Consejo Consultivo de la Fundación Internacional de Derechos Humanos y responsable de la categoría de Cultura de los Premios Nicolás Salmerón de Derechos Humanos.
    Fue colaborador radiofónico permanente en Radio Exterior de España y Onda Madrid, fundador y director del grupo de poetas jóvenes “Nocturno i” de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, fundador y director del Certamen Internacional para Poetas Jóvenes de las Fiestas del PCE, profesor de la asignatura “Historia de la Poesía Española del Siglo XX” y declamador para el Parlamento Europeo.

    En el año 2011 introdujo, por primera vez en la historia de la política española, un compromiso específico con la poesía en un programa electoral; punto 546 del programa electoral del PSM para la Comunidad de Madrid.

    Ha publicado Enciclopedia Poética de España. Volumen 8: Barcelona en el universo más cercano al nuestro (poesía, 2011; premio “Ojo Crítico” de Radio Nacional de España); Dios y sus cómplices (poesía, 2009); Cuidado, mancha (poesía, 2007); Machado: vida y flamenco (teatro, 2007); Cima expresiva de la palabra (ensayo, 2006) y Tratado sobre la exégesis bíblica (ensayo, 2005).

  •  

     

  • E1 o así se excusan los poetas actuales para eludir el esfuerzo

    Ego sum lux mundi
    Personaje de Jesucristo en Juan 8.12

    Yo soy la voz en off, yo soy la luz del mundo,
    por cortesía de mis versos os existo
    y me dejo existir por no sentirme solo,
    a mis pulmones viene a conocerme el aire,
    a la vida y la muerte tengo por alumnos.
    Hago a Dios en las márgenes de mis estrofas,
    aprende el pájaro a volar desde mis libros
    y toda erudición me toma como ejemplo
    y nadie desconoce más de lo que ignoro
    y auguro, al publicar, la envidia de la imprenta.
    Yo soy la voz en off, yo soy la luz del mundo.
    Soy más: recaudo únicamente mis consejos;
    me debe tanto el hombre por contar conmigo
    —y tanto el lobo, el telescopio y las mareas—
    que, si me canso de escribir bajo las nubes,
    usarán mi cadáver de segunda luna.
    Porque ser como soy es don de algunos pocos
    que aprendan los demás, que yo vine aprendido.
    Me basta con nacer, nacer galardonado,
    me basta con nacer para llamarme genio.